La táctica del violinista

Ayer negué un café a una mujer que probablemente lo necesitara. Eso es todo lo que me pidió, dinero para un café caliente. Eran las siete y media de la mañana. Estábamos a un grado bajo cero. “Lo siento”, le dije, pero no le expliqué por qué. No le dije nada más que lo sentía… Seguir leyendo La táctica del violinista