Juego de ladrones (“Thick as thieves”)

Thick as thieves es una película de 1999 dirigida por Scott Sanders. La razón por la que traducir este título al español es un problema sin solución aparente está explicada en Entre ladrones, que es como finalmente se tradujo aquí. En Sudamérica se tradujo como Honorables delincuentes. Diez años después, Mimi Leder dirigió otra película de idéntico título. Quizá por diferenciarla del Thick as thieves anterior, a la de 2009 se le terminó llamando también The code. De cualquiera de las dos maneras la conocerán quienes hayan tenido el percance de verla en Norteamérica. Juego de ladrones fue la inocua traducción escogida en Argentina, Chile, México y Perú para esta película justamente olvidada. En España, sin embargo, se mantuvo The code, así, en crudo, no se sabe si por comodidad o después de haberlo meditado mucho, posiblemente por lo primero. En Sobre la traducción de algunos títulos de película comento esta tendencia general al abandono.

El Thick as thieves de 2009 no llegó a estrenarse nunca en una sala de cine y se lanzó directamente por el circuito de videoclubs antes de pasarla por la túrmix televisiva. Los productores declararon unos 20 millones de dólares en pérdidas, dato que no me he preocupado de contrastar porque a mí lo que me interesa es el fracaso del primer Thick as thieves. Se presentó en el Festival de Sundance de 1999, donde gustó a los ojeadores de la distribuidora October Films, que compró los derechos de comercialización, con tan mala suerte que Universal Pictures, accionista principal de October Films, vendió entonces su participación a USA Films, cuyos dirigentes traspasaron los derechos de Thick as thieves a la productora DreamWorks, posiblemente a precio de liquidación. DreamWorks procesó el producto como un telefilme en vez de como una obra cinematográfica y se lo colocó a la cadena de televisión por cable HBO. En conclusión, por una desgracia más empresarial que artística, Thick as thieves perdió su oportunidad de exhibirse en salas de cine. Al parecer, la razón aducida por DreamWorks es que el mercado ya estaba saturado de imitaciones de Pulp Fiction (estrenada en 1994). Otras posibles razones no aducidas es que Scott Sanders fuera un director novel o que la novela homónima en que se basaba la película fuera la ópera prima de Patrick Quinn, un novelista que se parece a Salinger en que nunca más ha vuelto a sacar una novela.

Las 288 páginas de Thick as thieves, publicadas en 1996 por la editorial Berkley, se pueden adquirir hoy al peso por dos dólares en Internet, gastos de envío incluidos. Scott Sanders sólo ha filmado dos proyectos cinematográficos en los veinte años transcurridos, una parodia desapercibida de Black Dynamite y Aztec Warrior, que tampoco se estrenó en cines y no se encuentra en soporte de video. De Patrick Quinn no hay rastro. Me pregunto qué hubiera sido de ellos, qué obras no habrían dirigido o escrito si October Films hubiera sido absorbida en el año 2000, por ejemplo, en vez de en el inoportuno 1999.  

La historia del ladrón ofuscado Mackin, interpretado por Alec Baldwin, y de cómo sus dos compañeros ladrones le apoyaron a pesar de su ofuscación, mereció haber cumplido su destino, que no era la inmortalidad, desde luego, ni siquiera el éxito de taquilla, sino la modesta felicidad de haber sido proyectada en una gran pantalla durante dos semanas.

Inspirado en este fracaso, he decidido escribir el boceto de mi primera novela, que será negra y lleva el título preliminar de Los ladrones afines. En el título también va implícita mi intención de robar en libro ajeno, naturalmente. Escribir es robar, por eso me divierte tanto. Estuve tentado de inspirarme en La Odisea o en cualquier otro éxito intemporal de crítica y público para abordar mi ópera prima, pero creo que Thick as thieves está más en el rango de mis capacidades y mi porvenir. Además, bien mirado, ¿no era acaso Odiseo un ladrón que se ofuscaba a ratos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s